Foto cortesía de Leche69

Carolina Abril, también conocida por Carolina Ferrer, es una belleza tinerfeña de mirada pícara, pechos pequeños  pero apetitosos y coño hambriento, tremendamente simpática y viciosa, que nos ha dejado a todos boquiabiertos tras su paso y victoria en el Gran Hermano Porno organizado por Nacho Vidal.

En su twitter se define como actriz porno, modelo erótica, webcammer, stripper y acróbata vaginal. Esto último me ha provocado una erección instántanea. No quiero pensar que tipo de acrobacias son y cuanto placer puede generar.

Las dosis de perversión sexual que la tinerfeña dejó ver en la Mansión de Nacho Vidal, esa especie de Gran Hermano del porno, la convierten en una de las mujeres españolas más deseadas del momento y las ofertas no dejan de lloverle.

Carolina fue descubierta, como muchas, por la factoria Torbe, donde trabajó como webcammer y filmó algunas escenas. Pero según parece, un desencuentro que el propio Torbe explica en su blog la llevó a volar y buscar otros sponsors. No parece que le haya ido mal, de momento, de la mano del gran Nacho Vidal, Carolina tiene un prometedor futuro en el porno.

Enlaces de interés

 Publicado por a las 12:57